La maldad intrínseca de los objetos inanimados

La maldad intrínseca de los objetos inanimados

La gente dice que no cree en las casualidades, pero después se las traga sin chistar. No se ponen a pensar –los grandes, andan siempre muy ocupados– y por eso no se dan cuenta de que, por ejemplo; la silla que se chocó papá la otra noche al salir del baño no estaba...
El tango que no fue

El tango que no fue

Suena el teléfono fijo en mi casa de Atenas. Yo estoy dándome un baño de inmersión y mientras tanto tomo mate. Me levanto a toda prisa, chorreando jabón, agarro la toalla al vuelo y con el movimiento tumbo el mate dentro de la bañera. ¡Qué boluda! —¿Quién será a esta...
La cautiva

La cautiva

Que no me encuentren los Huincas… ellos no entienden nada —repite la mujer con una letanía casi inaudible que el viento sur esparce mientras despeina los pastizales—. Ay Diosito, que no me encuentren. Se arrastra a los tumbos con los pies destrozados y el cuerpo...
Cuando creció mi sombra

Cuando creció mi sombra

La tomo de la mano. Aunque está pegajosa de dulce de leche, no importa porque es la Omi, mi amiga muy amiga. Ella me mira con la cara de hacer travesuras, sonríe y le decimos “chau” a nuestras mamis.  Al jardín de infantes vamos atravesando el campito; una cuadra...